El Nido

Viernes, 1 de julio de 2012

Hoy nos toca madrugar y no nos pesa, tenemos ganas de salir de Manila, además, en nuestra planta del hotel ha habido juerga esta noche, una familia paquistaní nos he tenido ambientados musicalmente toda la noche. Cuando nos vamos aún no han terminado la farra.

Volamos con Cebu airlines hasta  Puerto Princesa en la isla de Palawan. Nuestro destino es El Nido, un pequeño pueblo al norte de la isla. Una vez aterrizados hay que buscar transporte hasta allí, son como 6 horas de carretera y negociamos una minivan bastante nuevecita en el aparcamiento del aeropuerto. Dentro del hall del aeropuerto hay varias compañias que te ofrecen el transporte pero hemos conseguido mejor precio negociando en el exterior, 6.000 pesos (algo menos de 100€)

Primero tenemos que pasar por un cajero porque en El Nido no hay donde sacar pasta y nos han advertido que los pagos son todos en metálico (no es cierto, en  muchos sitios admiten pagos con tarjeta).

TukTuk filipino

Puerto Princesa ya tiene otro color, en un pueblo turístico y no sientes la opresión de Manila. Y sientes la selva alrededor.

El camino hasta el Nido es cansado, son un montón de horas y las carreteras son regulares, aunque el paisaje es precioso.

Atravesamos muchos pequeños pueblos y poblados y la vida se siente de otra manera. Aquí, la influencia católica se hace notar por doquier. Los uniformes de los escolares (sobre todo de ellas) pregonan a los cuatro vientos, de una manera más bien antigua, la presencia del catolicismo en la vida de los filipinos, faldas muy largas, camisas de manga larga y abrochadas hasta el cuello, colores nada llamativos etc..,

A mitad de camino paramos a comer y la comida es deliciosa y muy barata.

El último tramo es de tierra y se hace muy pesado, además el tiempo no acompaña, está nublado y en algunos momentos llueve un poco. Esperemos que nos de un respiro y podamos disfrutar de la playa y el mar.

Llegamos por fín a El Nido y empezamos el periplo en busca de alojamiento, hemos dejado las maletas en la minivan y el conductor nos pone en contacto con un amigo suyo que nos acompaña y nos orienta sobre los sitios para alojarse. despúes de recorrer toda la playa nos quedamos con unos bungalows en primera línea que están bastante bien.

El Nido

Bungalow

Una vez alojados nos vamos a ver los clubs de buceo.  Alfonso y Cristina van a hacer el curso de Open Water, son tres días de curso así que hay que empezar cuanto antes, y los demás reservamos para mañana un tour por las islas de los alrededores.

Para cenar nos tomamos unos pescados a la brasa que estaban de rechupete, y por supuesto la cerveza de Filipinas, San Miguel.

Sábado, 2 de julio de 2012

Hoy ha amanecido soleado, parece que el tiempo nos acompañará. Dejamos a Alfonso y Cristina en el club de buceo y nosotros nos embarcamos en uno de los barcos típicos de Filipinas y empieza nuestra visita al paraíso. La primera parada la hacemos en la gran laguna, hay que entrar casi buceando y son varias lagunas conectadas entre si rodeadas de paredes rocosas bastante altas. El color del agua es increible, turquesa y transparente y pececitos de colores para disfrutar a tope.

Barco

Entrada a la laguna

Llevo mi cámara de video sumergible pero a los cinco minutos de grabación veo que se ha inundado, alguna junta se deber haber fastidiado. Nuestro gozo en un pozo, veremos a ver si tiene remedio o se ha fastidiado totalmente (lo más probable).

La temperatura del agua es genial y nos pasamos un buen rato buceando y nadando en las lagunas, más tarde nos llevan a visitar otras islas y alguna playa de ensueño. En alguna de ellas parece que va a bajar King Kong de la seva a visitarnos.

Playa King Kong

En el barco llevamos una pequeña barbacoa y nos van asando unos buenos trozos de panceta y unos pescados que han cogido por el camino. Y en otra islita nos montan nuestro picnic. Por suerte unas rocas nos protegen porque mientras comememos se pone a llover.

Comida

La comida está buenisima, carne, pescado, arroz, ensalada, platanos y lo mejor de todo, los mangos, pequeñitos pero deliciosos. Luego una pequeña siesta que Guillermo aprovecha para darse un paseo en kayac.

Cuando volvemos al barco, nos alejamos un poco de la orilla y los marineros nos piden que nos vayamos al agua, una vez allí, empiezan a tirar todos los restos de comida y una nube de peces se lanzan a por sus manjares.¡¡Increible!, nos dan trozos de pan o pescado para que se los demos nosotros y el espectáculo es fabuloso, cientos de pequeños peces de todos los colores rodeándonos y comiendo de nuestra mano.

Y seguimos el periplo, ahora paramos en una isla que tiene un pequeño bar y nos tomamos unas cervezas a la salud de estas preciosas islas.

Domingo, 3 de julio de 2012

Hoy el día ha amanecido nubladito, Cristina y Alfonso siguen con el curso de buceo y nosotros lo dedicaremos a descansar en la playa (si el sol quiere).

Curso de buceo

Pero el sol parece que no quiere salir y al final pasamos el día leyendo y paseando por el pueblo.

Lunes, 4 de julio de 2012

Hoy toca buceo para todos (excepto Lolu que no se ha animado a hacer el curso). Vamos a hacer tres inmersiones, en la primera, Alfonso y Cristina seguirán con el curso y en las siguientes podremos ir todos juntos. Las condiciones del mar son espléndidas, el sol asoma de vez en cuando, lo suficiente para tener un día bonito sin excesivo calor.

¡Al agua patos!

Anémona y pez payaso

Angeles y Guillermo

Nudibranquio

Descanso

Tortuga

Esta noche cenamos en un restaurante frances muy majo “La Salangane”. Recomendable.

Martes, 5 de julio de 2012

Hoy el día amanece bastante nublado y con fresco así que nos lo tomamos de descanso y nos dedicamos a pasear y vaguear un poco que para eso son vacaciones.

Es además el cumpleaños de Cristina y conseguimos que le prepararan una pseudo tarta para celebrarlo, no fue fácil pero al final nos prepararon un creps con topics y una velita.

Tarta de cumpleaños

Esa noche, antes de cenar nos dimos un magnifico masaje que nos dejo relajaditos relajaditos.

Y con eso nos despediamos de El Nido, aunque el tiempo no nos había acompañado, el sitio es estupendo y apacible.

Miercoles, 6 de julio de 2012

Hoy nos vamos a Corón, hemos cogido billetes en un barco que despues de 8 horas nos debe dejar en el puerto de Corón, asi que, bien tempranito, nos encaminamos al puerto para embarcar. El día esta chungo, esta lloviendo y nos imaginamos un viaje bastante pesado.

Una vez en el puerto y despues de esperar más de una hora nos dicen que se ha suspendido el servicio por mal tiempo y que hasta mañana no habrá otro barco.  Con la decepción a cuestas nos  vamos al Artcafe , un local que nos ha servido de refugio en muchos momentos (tiene una tienda en la planta baja y en la planta primera un bar restaurante con agencia de viajes y una biblioteca apañada, además tienen wifi gratis y bastante decentito) y vemos las alternativas que tenemos. Otro día más aquí sin la seguridad de que mañana el barco pueda salir no tiene mucho sentido así que solo nos queda la posibilidad de salir de El Nido por carretera o por avión. El avión es un pequeño aparato de 10 plazas que nos dejaría en Manila pero el precio es alto así que decidimos volver a Puerto Princesa en “fregoneta” y allí coger un avion a Corón via Manila. Tenemos que hacer noche en Puerto Princesa porque el viaje hasta allí son 6 horitas y ya no tenemos vuelos hoy, por lo tanto reservamos un hotel allií con buena cara y cerquita del aeropuerto.

Después de negociar el precio de la furgo (más cara y bastante más antigua que la de la venida), salimos un poco decaidos por el palizòn que nos espera. El conductor es un chaval jovencito que corre que se las pela y nos ahorramos un hora de viaje.

Por el camino coincidimos con la salida de los colegios en distintos pueblos y el panorama es más que interesante. Montones de escolares andando por la carretera, casi todos de uniforme. Ellas con faldas muy largas y camisas abrochadas hasta el cuello (la iglesia católica es omnipresente en toda Filipinas).

Por fin llegamos al hotel y allí nos entra la risa, las habitaciones son bungalows que no están nada mal pero el jardín es cuando menos curioso, una buena piscina, el restaurante esta muy bien pero para no decir nada más os dejo unas fotos para que entendáis de que va.

¡A la carga!

¿Africa?

El caballero dorado

Templo submarino

Pájaro

El pájaro del Mekong y el pájaro de Palawan

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: