Kinabatangan

De vuelta al B&B Uncle Tan, nos dan un briefing sobre al campamento y las actividades, nos reparten las toallas y la sabanas (impecables) y despues de comer salimos en minibus hasta el embarcadero del Kinabatangan. El camino es casi una hora de carretera mas otra de pista de tierra entre plantaciones de palmeras. Es triste pensar que toda esta zona era selva y ahora es solo una gran plantación para abastecer de aceite de palma al mundo entero.

Al llegar al rio, embarcamos en una piragua en la que tras un corto trayecto nos deja en el campamento.

La organización es muy eficiente, al llegar tenemos un refrigerio y un nuevo briefing en la que nos detallan todo el planing y lo que podemos ver y esperar de la selva circundante.

Los alojamientos, como ya sabiamos son bastante espartanos. Las cabañas, sin puertas ni ventanas tienen tres colchones para dos personas cada uno con una mosquitera y se comparten con quien te toque (¡las cabañas, no los colchones!). Nosostros hemos tenido la suerte mundial, porque al ser tres de la misma familia nos han alojado en una cabaña independiente solo para nosotros y tiene hasta puerta. Aunque lo de solo para nosotros es un decir porque compartimos cabaña con un pequeño mucielago que tiene su habitat en un rincon de la cabaña. Llegamos a un acuerdo, nosotros la ocupamos de noche y el de día y así todos contentos.

Por lo demás, el campamento está genial. La comida es buenisima, la cerveza muy fría y la gente es ecantadora. Por las tardes sacan las guitarras y amenizan la velada cantando.

Alojamiento Uncle Tan
Alojamiento VIP en Uncle Tan
Alojamiento estandar

Alojamiento estandar

Despues de la cena hacemos nuestro primer crucero por el rio, macacos, gibones y un cocodrilo (bueno, 15 segundos de cocodrilo, visto y no visto). La noche es calurosa pero como el día ha sido completo caemos rendidos en la cama.

Día 7, martes 11 de agosto. Kinabatangan

Tocan diana a las 6:00 AM y tomamos un café antes de salir para el primer safari de la mañana. Recorremos el rio y podemos ver un par de orangutanes en lo alto de los arboles, multitud de macacos y muchas aves.

Orangutan en libertad
Orangutan en libertad
Ave

Ave

De vuelta desayunamos y nos preparamos para otra excursión, esta vez andando.

Liana muelle

Liana muelle

A la vuelta es la hora de comer y despues una siestecita en las horas de calor tumbados en la hamacas.

Siesta en Kinabatangan

Siesta en Kinabatangan

Despues de la cena hacemos una salida nocturna por los alrededores del campamento. Vemos varios pajaros durmiendo, un lagarto y una especie de jineta que se escabulle rapidamente.

Lagarto

Lagarto

Martín pescador

Martín pescador

Día 8, miércoles 12 de agosto. Semporna

Nos levantamos temprano para ver si tuvieramos plaza en la salida de la mañana. (Si el grupo que llego anoche no es muy numeroso, nos permitirian hacer la salida con ellos), por desgracia el cupo esta cubierto y nos quedamos en tierra.

Aprovechamos para reirnos un rato con un pequeño amigo simpatiquisimo de nombre Robot.

Robot
Robot
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: