Verano 2009 (II) Laos

LAOS

Día 14, martes 18 de agosto. Vientiane

El vuelo hoy lo tenemos a las 8 de la mañana por lo que despues de la hora a la que llegamos anoche al  hotel, sueño arrastramos un rato, pero ya dormiremos en el avión. Los billetes nos han salido por 367€ ida y vuelta los tres. Llegamos a las 9:40 a Vientiane y cogemos un taxi (6$)que nos lleve al hotel Intercity (45€ la noche por habitación triple frente al rio). El hotel es estupendo y tiene unas vistas magníficas sobre el rio Mekong con Tailandia en la otra orilla.

Hotel Intercity Vientiane
Hotel Intercity Vientiane
Rio Mekong. Enfrente Tailandia
Rio Mekong. Enfrente Tailandia

Dejamos las maletas y nos vamos a visitar la ciudad. Lo primero que notamos es la cantidad de monasterios budistas que hay en la ciudad (y en el país), lo segundo es que a psear de ser un regimen comunista, la cosa parece que esta cambiando rápido siguiendo el modelo chino que es quien parece que esta ayudando en este momento a Laos. Así que de comunista parece que solo queda el nombre. En cualquier caso, se nota que es un país pobre y solo ahora empieza a verse algun edificio de factura moderna por supuesto de alguna empresa internacional.

Sacamos Kips de un cajero (ojo, algunos solo dan el equivalente a 100$ cobrando la misma comisión que en los que puedes sacar 200$) y nos dirijimos andando hasta el Pha That Luang, el monumento mas emblemático de Laos. El camino se nos hace interminable porque hace un calor horroroso. Casi llegando paramos a comer en un pequeño restaurante moderno donde parece que comen la gente que trabaja en las embajadas y en los organismos de cooperación que hay por los alrededores. Son casi todo Laosianos aunque algun occidental tambien se ve. Disfrutamos, como no, de nuestras primeras BeerLao, el producto estrella del país y una cerveza verdaderamente buena. Las botellas son de 660 cc por lo que la sed se apaga estupendamente. Lo normal es que te cobren alrededor de 1$, aunque depende del sitio.

La visita al Pha That Luang la tenemos que hacer ligerita porque el calor es cada vez mas agobiante.

Pha That Luang
Pha That Luang
Rey Setthathirat
Rey Setthathirat

De allí nos volvemos al hotel en Tuk-tuk (3$ despues de regatear un rato).  Por la tarde vemos desde la ventana del hotel que a la orilla del rio se instalan un montón de chiringuitos y cocinan directamente allí. Decidimos bajar a tomarnos unas birras aunque esta noche hemos pensado cenar en un local recomendado por la Lonely Planet, el Makphet un pequeño local donde enseñan cocina a jovenes sin hogar y tambien venden artesania. Nos cuenta encontrarlo porque ya no esta en la ubicación que indica la guia aunque esta cerca y hay carteles que te indican. La comida es estupenda aunque no es barato (36$).

Comida laosiana Restaurante Makphet
Comida laosiana Restaurante Makphet
Comida laosiana. Restaurante Makphet
Comida laosiana. Restaurante Makphet

Día 15, miércoles 19 de agosto  Vientiane

Hoy empezamos el día alquilando unas bicicletas para movernos por la ciudad. Por 10.000 Kips tenemos una bicicleta hasta las 7:30 de la tarde. Vistas las distancias, es la mejor opción para ver la ciudad. Damos unas vueltas callejeando y visitamos el Lao National Museum, nada especial, la mitad dedicado a la revolución. Enfrente del museo esta al Lao National Culture Hall y parece que hay un concurso de belleza. Cientos de chicas con sus  familiares se apiñan en la entrada luciendo sus mejores galas. Curioso.

El calor aprieta hoy tambien con ganas y tenemos que buscar cafes y tiendas con aire acondicionado para hacer paradas de refresco.

En el templo Wat Si Muang nos encontramos con el personaje más estrambótico de todo nuestro viaje:


Pajarraco
Pajarraco
Wat Si Muang
Wat Si Muang

Sudando a chorros nos vamos a comer a un japones que hemos visto en la calle Setthathirat cerca del palacio presidencial. Es tambien un pequeño hotel con piscina (envidia) y el sushi y la tempura son exquisitos.

Volvemos al hotel para pasar los peores momentos de calor al resguardo y aprovechar para echar la siesta.

La tarde la dedicamos a otro poquito de troteo por las calles y cenar en el chiringuito que tenemos enfrente del hotel que nos tiene fascinados. Es increible como se montan un restaurante en unos momentos, a pesar de lo rudimentario, la organización es perfecta. Trabaja toda la familia, desde los mas pequeños a los abuelos y la comida es buena y bien cocinada. Yo pruebo una rana del mekong asada a la parrilla. Excelente.

Malasia0852
Todos trabajando
Cocina en la calle
Cocina en la calle
Abuela y nieta
Abuela y nieta
Todo organizado
Todo organizado

Día 16, jueves 20 de agosto Luang Prabang

Hemos comprado los billetes para Luang Prabang en el hotel por 160.000 Kips cada uno en un autobús VIP. Incluye el traslado desde el hotel hasta la estación de autobuses.
El autobús de VIP solo tiene el nombre y la foto. Nos quedan 9 horas de viaje y una vez en marcha notamos que el aire acondicionado no funciona. Intenta arreglarlo sobre la marcha y de cada media hora funciona 5 minutos. El calor es sofocante y además las ventanas no se pueden abrir, solo un ventanuco del techo por el que conseguimos que salga el calor sobrante.
A mitad de camino hacemos una parada para comer (esta incluido en el precio del billete). La comida es casera y esta bastante decente, pero no hay  BeerLao fría (hoy es día de pasar todo el calor del mundo).
Hacemos casi todo el camino dormitando para intentar escapar de los sudores y el tedio. Cuando abrimos lo ojos contemplamos un paisaje excepcional. Montañas salvajemente verdes, jungla por doquier. Naturaleza en estado salvaje. Algún pequeño claro con plantaciones de arroz o maíz y poblados campesinos con cabañas de palma y madera.
Salimos a las ocho de la mañana y llegamos a las cinco y media de la tarde. Bastante cansados y sudorosos nos vamos a nuestra guesthouse en un tuktuk compartido con una montaña de maletas en el techo.
Villa Senesouk guesthouse se encuentra en la calle principal de Luang Prabang justo enfrente de un Templo precioso , el Wat Sop. Habíamos reservado una habitación con terraza que da directamente al templo y desde la que contemplaremos casi todas las mañanas la salida para la recogida de alimentos de los monjes.
Nos damos una muy necesaria ducha y nos marchamos a nuestro primer encuentro con la ciudad declarada patrimonio mundial por la Unesco en 1995.
En la calle principal también se coloca todas las tardes un mercadillo de artesanía muy vistoso y, como comprobaremos en los días venideros, con unos precios muy buenos (regateo incluido). Cenamos en uno de los restaurantes de la calle y nos vamos a dormir.


Geko, nuestro compañero de habitación
Geko, nuestro compañero de habitación

Día 17, viernes 21 de agosto. Luang Prabang

Empieza el día temprano. A las cinco de pie. Nos han dicho que los monjes empiezan la recogida de alimentos a las 5.30. el hotel tiene una situación inmejorable. Desde la terraza de nuestra habitación vemos en primer plano al monasterio y la salida de los monjes es un espectáculo. Mogollón de fotos y videos. Casi todos los monjes que vemos son bastante jóvenes. Muchos niños también. Llevan una vasija donde les van dejando arroz o verduras que será su comida del día. Una vez de vuelta al monasterio algunos niños hacen ofrendas de comida a algunas de las imágenes de hay en los templetes.

Templo
Wat Sop
Recogida de alimentos
Recogida de alimentos

Ya que hemos madrugado y antes de que apriete el calor, nos vamos a desayunar y a buscar una lavandería y un alquiler de bicis. Hoy nos hemos propuesto la visita a la ciudad.
Visitamos el templo de Wat Xieng Thong y después recorremos la ciudad con las bicis.

Son las diez de la mañana y ya hace un calor sofocante. Un pequeño descanso y charla con niñas laosianas que se nos acercan antes de subir a la colina (Phu Si) que domina la ciudad. Una intenta probarse mis gafas y nos partimos de risa porque no tiene nariz para apoyar el puente. Las gafas de Ángeles le quedan mejor.

Niñas Laosianas
Niñas Laosianas

240 escalones y llegamos arriba. Hay un pequeño templo con una stupa y la vista es espectacular. Son las once y pico y ya estamos agotados del calor así que toca empezar con la BeerLao. Después de un pequeño refrigerio y un nueva paseíto nos vamos a comer al restaurante del hotel 3nagas. Nouvelle Cousine Laosiana, espectacular, galletitas de arroz, algas fritas con sésamo y salsa con piel de búfalo, búfalo a la parrilla con especias, arroz negro glutinoso, pato. Todo delicioso. Servicio magnifico. No es barato para los precios de aquí, pero merece la pena darse el lujo, (50€ los tres).

Algas del Mekong
Algas del Mekong
Sticky rice
Sticky rice

Nos vamos al hotel a descansar sobre todo del calor y del madrugón, aunque a mi me esta gustando madrugar para esto.
Por la tarde vamos a recoger la ropa a la lavandería y horror, unas camisetas blancas que Guillermo se ha comprado en Semporna están amarillas. Las volvemos a llevar a ver si tienen arreglo.
He comprado una caja china con una brújula dentro preciosa. Parece antigua (¿?).
Nuevo paseo en bicicleta y luego recorremos el mercadillo nocturno. Nuevas BeerLao y cenamos en un puesto callejero unas baguetes deliciosas y unos batidos de frutas increíbles.

Día 18,  sábado 22 de agosto

Hoy no hemos madrugado, nos lo hemos tomado con calma. Desayunamos y buscamos un tuktuk que nos lleve a las cascadas de Kuang Se. Nos pide el conductor 200.000 kips pero lo rebajamos a 150.000. Aunque creíamos que íbamos solos nos sube a una pareja de locales que también van a pasar el día en las waterfalls.
La entrada cuesta 20.000 kips por persona y subimos primero a la mas alta que es donde se inician las cascadas. La vista es preciosa, yo quiero subir hasta arriba pero como hace calor decidimos lo primero de todo darnos un baño. El agua esta fresquita y se agradece y el escenario es precioso. Estamos encantados.

Kuan si
Kuan si
Kuan si
Kuan si

Después del baño y un pequeño descanso vamos a bajar a comer (hay un montón de chiringuitos en la entrada al parque), por el camino encontramos un centro de recuperación de osos (creo que SunBear) con varios haciendo monerías. Para comer me pido un pescado a la parrilla que esta delicioso (de río) y en esas se pone a diluviar. Jeje, nosotros a cubierto y mientras la gente baja corriendo desde las cascadas y empapadas hasta las trancas. Hemos tenido suerte, de momento no hemos necesitado las capas de agua. El único fastidio es que ya no podemos subir  arriba del todo, así que nos volvemos a la ciudad pero con el propósito de regresar otro día.

…………….continua en la siguiente página>>>>>>>>>>>>>>>>>

Anuncios

Publicado el 27 de agosto de 2009 en Laos, Verano 2009, Viajes. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: